Olivia “Liv” Moore

Una zombie contra el crimen.

Olivia “Liv” Moore (Rose McIver) no siempre fue una mezcla entre una Alison Mosshart rubia y una Amy Lee sacada del vídeo de “Everybody’s fools”. Una noche en la que su apariencia distaba de ese mix fue a una fiesta en un barco. Allí un dealer se le acercó ofreciéndole Utopium, la droga del momento, pero ella no aceptó. Más tarde, todos parecían frenéticos, locos, alterados, con ganas de agarrarse a piñas y la noche de fiesta dio paso a la tragedia. Ella se escondió bajo una mesita, cuando vio la oportunidad de escaparse quiso aprovecharla, sin embargo la salida no iba a ser fácil: un sujeto con cara deforme, pero familiar, le rasguñó el brazo en pleno escape y Liv se cayó de culo en el lago. Horas más tarde se despertó en una bolsa para cadáveres vomitando agua como si la hubieran sacado a punto de ahogarse del mar. A partir de ese momento su vida había empezado a cambiar. No tardó en darse cuenta de lo sucedido, no tardó en darse cuenta que se había convertido en zombie.

Al principio no se llevaba muy bien con su nueva vida. No dormía, no socializaba demasiado e iba del trabajo a su casa y de su casa al trabajo. Por otro lado, el amor y el compromiso íntimo con otra persona fueron congelados en su vida. Sus amigos y familiares pensaron que tenía stress post-traumático como consecuencia de la noche en el lago (ojo, nadie sabía de su situación). Sin embargo, tomó una decisión vital: dejar su empleo en el Hospital y pasar a trabajar en una Morgue. Esto implicaba acceso VIP a la todo tipo de cerebros sin necesidad de matar o saquear tumbas.

Su nuevo trabajo le dio dos nuevos colegas: Por un lado, su jefe El Forense Ravi Chakrabarti (Rahul Kohli). Quien pronto descubrió que ella era un no-muerto.

Por otro lado, está el Detective Clive Babineaux (Malcolm Goodwin), quien no sabe que ella es un zombie y cree que es una psíquica.

¿Por qué Babineaux cree que está trabajando con una psíquica? Esto se debe a que la ex Tinkerbell después de comer cerebros adquiere recuerdos y rasgos de carácter del muerto. Es decir, al comer un cerebro tiene visiones en una especie de deja-vu sobre la vida o muerte de la persona. Dichas visiones aparecen cuando ella ve, escucha o siente algo que de alguna de manera está relacionado con las experiencias de su comida. También adquiere rasgos de personalidad (como por ejemplo: hablar en rumano, cleptomanía, agorafobia, paranoia, interés por el arte o complejo de superioridad). Esas cualidades temporales le permiten colaborar con Clive en la resolución de homicidios.

Con el paso de los capítulos, Liv se amolda más a su condición de zombie, haciendo que cada vez parezca “más humana” o al menos “más normal”. Conoce a otros zombies en diversas circunstancias y no todos son tan buenos como ella. Resuelve diferentes casos. Su vida personal se reconstruye paulatinamente bajo los cánones estereotipados de la sociedad, pero con las peripecias de la “vida” de un no-muerto. Sin embargo, ella ignora muchas cosas. Los diferentes mundos que se tejen en paralelo lo hacen en su total ausencia. A su vez, el mapa de relaciones entre no-muertos y vivos se amplia lentamente. PERO no hay punch, magia/mística ni avada kedavra y no parece que fuera necesario. Por momentos es demasiado lineal, sin misterio, sin intriga y hasta sin demasiado drama. Mas no hay errores, se va desde un punto A hasta un punto B, no desaparecen carteras en un cambio de plano. No genera grandes expectativas ni grandes decepciones.

Puedo pasar un martes sin ver iZombie, pero no anulo el show en Episode Calendar. No me enojo como con la resurrección de Oliver Queen ni tampoco me emociono como cuando vi la verdadera identidad del Flash Reverso. Pero, vamos, tiene a una zombie que intenta llevar una vida normal como la de cualquier otro y trabaja con un detective y un forense… en otras palabras tiene a una zombie contra el crimen. La idea no es mala, todo depende de sus capacidades y de la gravedad de los delitos a los que se pueda llegar a enfrentar. De todas formas, hay que esperar a ver qué pasa. Hay que esperar que no peque de naif.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.