Roto

La mayoría de las veces que escucho a Chris Cornell haciendo una balada, me lo imagino sentado en una precaria silla de madera, en medio de un cuarto completamente abandonado, con la nada misma alrededor, con un vaso de whisky en la mano, derramando su contenido porque gesticula enfáticamente de borracho y con la botella en el piso (a una distancia similar a la que está esa lata en el vídeo) con un fino hilo de bebida en el fondo. Éste cover, afortunadamente, no es la excepción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.