¿Por qué no puedo dejar de ver esta serie horrible?

El nacimiento de «Proyecto Arrow».

Consumo series de superhéroes, a conciencia, desde hace tres años. Las veo capítulo por capítulo semanalmente o en maratón, depende el caso. Entre las contemporáneas que miro y miré están:

Flash, Supergirl, Legends of Tomorrow, Daredevil, Jessica Jones, Luke Cage, Iron Fist, Inhumans, The Defenders, Gotham, Constantine, Agents of S.H.I.E.L.D., Agent Carter, Legion y The Gifted. Todas tienen sus ventajas, desventajas, puntos fuertes y débiles, algunas fueron canceladas, otras dejé de verlas porque no las soportaba. También están las que en algún momento espero retomar, las que sigo desde Cemento, así como también las que no les tenía ni un poquito de fe y terminaron conquistándome.

Por sobre todas ellas hay una que no puedo dejar de ver por más que un episodio sea pésimo y termine a los gritos. Existe una sola serie que me genera todas las sensaciones posibles pasando de un extremo a otro con una violenta velocidad, un amor-odio profundo, esa serie es Arrow. Ella fue la primera de todas. En su momento, la abandoné pero al poco tiempo la retomé porque, aunque usted no lo crea, la extrañaba. A pesar del enojo que me provocó en un primer momento Matt Nable como Ra’s Al Ghul en la tercera temporada.

Del chiste que me pareció Damien Darhk como villano en la cuarta. Y lo completamente pésimo que me pareció Adrian Chase a.k.a. Prometheus en la quinta, no puedo dejar de ver a Oliver Queen y la arrow family. Sencillamente no puedo.

No solo por la belleza, simpatía y abdominales de Stephen Amell, no. Hay algo más que me propuse descifrar durante esta sexta temporada, la cual es toda una sorpresa desde que me enteré su confirmación.

Paralelamente, quiero contar todo ese amor-odio del que hablé antes, siento que es menester compartirlo capítulo a capítulo. Por eso decidí crear «Proyecto Arrow», para plasmar las infinitas sensaciones que me genera y a su vez responder el gran interrogante:

¿Por qué me encanta y no puedo dejar de ver esta serie de mierda?

Es un camino largo, el cual, siendo sincera, estará minado por asociaciones a la caca pero también repleto de gifs de Oliver Queen, entre otros, haciendo caritas. Durante el recorrido aparecerán muchos personajes, viejos enemigos, nuevos amigos y en el medio estará el megacrossover. Pero por sobre todas las cosas será un camino entretenido, porque para eso existen las series de superhéroes para entretenernos.

 

Ahora sí, bienvenidos a «Proyecto Arrow».

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.