La última batalla de Frank Castle

Sobre ‘Marvel’s The Punisher’ Season 1.

¿Qué conocemos del Punisher?

Gracias a Daredevil sabemos que es un ex marine al que asesinaron a su familia cuando volvió de la guerra. También sabemos que ataca a corruptos y asesinos. La última escena que vimos de él fue cuando le salvó las papas a ‘Red’ mientras peleaba junto a una horda de ninjas.

Ahora volvemos a verlo en su propia serie diciendo «one batch, two batch, penny and a dime» durante el exterminio de quienes estuvieron involucrados en el asesinato de su familia. De buenas a primeras, parece que Frank Castle no tiene competencia ni alter-ego.

mv5bzju3odi4mjqtotmzmi00mtyxltk0mdqtnzkwmtjmotuwzjvlxkeyxkfqcgdeqxvyndm1mja4otq-_v1_También lo vemos comiendo un sanguche de pan lactal en el horario de almuerzo de su nuevo trabajo: una obra donde rompe paredes en silencio y sin parar. Aquí se lo ve más quieto que de costumbre.  Además, se ve a un padre y marido atormentado por los recuerdos de los seres queridos que ya no están. Aunque esté en silencio leyendo «Cyborgs and Barbie Dolls: Feminism, Popular Culture and the Posthuman Body» de Kim Toffoletti se ven sus torturas mentales. Aparece un lado humano y sensible nunca antes visto. Pero ¿Es ese el Frank Castle que queremos ver? Por supuesto que no, al menos quienes fuimos conquistadxs por su implacable sentido de justicia cargado de plomo.

25994726_10212619611737500_4317390935521160163_n

Al principio todo es un gran “¿Cuándo carajos va a empezar a los tiros este chabón? Enojate, Frank, puteá cambiando el cuerito de la canilla al menos”. De a poquito comienza a despertar el Frank que conocemos, no sale a los tiros inmediatamente pero va sumando motivos. Para empezar, se enoja en el lugar de trabajo. Si lo medimos en capítulos no tarda mucho en levantar temperatura, si lo medimos en escenas tarda una eternidad. Está claro que pocos quieren verlo comiendo un sanguchito mientras mira a la nada y piensa en todo, pero si se tiene un poquito de paciencia y fe hay una grata recompensa. Roma no se hizo en un día y The Punisher jamás empezó a los tiros porque sí, ni siquiera en un hospital. Además, hay que presentar a los personajes nuevos. En esta primera parte «La tortura es tiempo».

¿Quién fue Frank Castle?

Varias preguntas se presentan a lo largo de la serie. Una de las más relevantes: ¿Qué pasó cuando estuvo en la guerra? A esa misma pregunta vienen añadidas otras como por ejemplo: ¿Siempre fue un lobo solitario? mv5byjewmmnizdgtyjq2zc00zdm4ltg2yjytmjllnzqxndzkotkyxkeyxkfqcgdeqxvyntgyndm1otu-_v1_sy1000_cr0014131000_al_ ¿En algún momento tuvo amigos? ¿Se llevaba bien con sus colegas o vivía con cara de orto y a las puteadas? Las respuestas aparecen en intrigantes dosis para mantenernos expectantes, al mismo tiempo surgen otras preguntas relacionadas con su nueva misión dado que el enemigo al cual se enfrenta ahora es mucho más grande que el anterior.

Por otro lado, la tensión expectante cuando Castle busca reabastecerse es sumamente molesta. Sin embargo, hay dos elementos en juego: la prueba de fuego para el trabajo en equipo y otra pregunta ¿Sabe dónde se está metiendo y hasta cuándo puede tirar la cuerda?

La unión del pasado y el estallido del presente

A medida que pasan los episodios vemos como se unen tramas que parecían completamente irrelevantes o de relleno. Desde personajes que aparentaban estar ahí sólo para descomprimir hasta aquellos que resultaba molesto verlos. Y todo, absolutamente todo tiene que ver con Frank Castle. Este gran tejido de tensión se forma in crescendo, llega un punto en el cual gran parte de los personajes están juntos frente a un mismo problema, no de forma inesperada sino porque es condición necesaria que sea así. En consecuencia, Castle no tiene uno sino varios problemas que resolver por diferentes razones, estallan los inconvenientes unos tras otros como si estuvieran cerca de toneladas de pólvora y litros de nafta en una tormenta solar.

mv5bmjm3ndkyntg1n15bml5banbnxkftztgwmdk2mzu5mzi-_v1_sy1000_cr0014971000_al_

Resumiendo: la primera parte es medio un embole por la quietud de Frank Castle, la segunda es un gran nudo donde todxs caminan y se cruzan, la tercera parte es una resolución hermosa donde todos los nudos explotan violentamente. No, no hay que esperar hasta el final para verlo a Frank sacado, sólo hay que tener fe en el castigador.

9 samiritas que esperan por una segunda temporada.

Un comentario en “La última batalla de Frank Castle

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.